lunes, 23 de mayo de 2016

UN DÍA DE “TRABAJO” EN BERTIZ ABENTURA PARK

El viernes pasado, fue un día especial porque lo normal era ir a la oficina para ir a trabajar pero, los jefes nos regalaron una invitación y era salir a pasar el día fuera en Bertiz Abentura Park.





Así que Andoni, mi compañero de trabajo (que es el que me lleva), me llevó al bar donde habíamos quedado para desayunar y yo no desayuné nada porque ya había tomado algo en casa.

Luego, nos metimos en varios coches: Andoni y yo nos metimos en el de Ion, con Esther y con alguien más.
Yo no conocía nada de nada el sitio así que fue sorpresa para mí y además, algo diferente que no había probado nunca.

Era un lugar de escalada y de ir de un árbol a otro pero con casco y con arnés, eh. Yo con eso se me quitó el miedo de subir.
Lugar donde nos poníamos el equipo de seguridad


Yo iba por las cuerdas como podía y con la ayuda de Andoni el quitar y poner las cintas de seguridad porque él eso lo hacía mejor que yo.
Hubo un rato en el que quise poner el pie encima de una cuerda para avanzar pero como no tengo visión periférica pues se me quedó colgando pero reaccioné rápido.
A veces iba un poco lanzado (eso me decían mis compañeros de mí) y como me sentía seguro pues ¿por qué no ver el paisaje hacía el frente mientras avanzaba hacía la izquierda?. También teníamos algunos vaciles y/o humor a la vez que avanzabamos.

En el sitio ese había distintos niveles de dificultad y yo no hice todos porque era complicados para mí. Había compañeros que los hicieron todos.

video



Ah y no era sólo escalar y de pasar de un árbol a otro, sino que también probé dos tirolinas una pequeña y más tarde una grande y me gustó más la grande porque podías coger más velocidad.

video


video


video



Se me olvidaba decir que me dio un poco de envidia de algunos compañeros porque tenían esas cámaras para poder llevar en la cabeza y me hubiese gustado llevar, aunque reconozco que no grabaría mucho pero un poco de ilusión si me hace.

Había tramos que costaba más que otros y creo que estaba subido y yendo por cuerdas desde una altura de 10 metros. A mí no me dio vértigo mirar hacia abajo porque estaba seguro pero si no tuviera el arnés quizá tendría miedo porque a veces no sé hasta dónde tengo mis límites.

Esto es algo que quiero probar otra vez y os lo aconsejo a aquellos que podáis.


Al final acabé un poco cansado y con las manos un poco débiles por el esfuerzo, pero satisfecho pero eso sí, tuve un descuido porque dejé la sudadera allá porque como hacía tan bueno decidí dejarla en donde guardan las cosas de los visitantes.

Para terminar el día, nos fuimos a comer a un restaurante de un amigo de mis jefes y así fue el día especial regalado.

Ah y menos mal que mi compañero Andoni llamó a mi casa para aclarar que la comida también fue invitación porque me fui sin pagar J

¡¡Muchas gracias, Ion y Patxi por la invitación!!

domingo, 1 de mayo de 2016

MI EMOCIÓN DE ALEGRÍA POR PRIMERA VEZ

La semana pasada cuando fui a mi grupo carismático, les conté un testimonio y les conté un milagro que el Señor había hecho en mí y les emocionó. Además, se rieron cuando yo dije algo así “Podéis contar en vuestros blogs pero sin mi nombre porque yo no soy alguien importante sino es el Señor el importante”. También hubo muchos aplausos para Dios.
Mi testimonio es el siguiente:
Cuando fui al retiro o seminario de vida  en el Espíritu, duante la oración de sanación, yo no noté fuego o calor como a personas que les ha pasado eso, yo lo que note fue temblor en mis parpados y no supe qué era lo que el Señor me estaba sanando.
Dos días después, supe que era algo relacionado con las emociones.
La cosa fue que estaba buscando una de las canciones que tocan mis compañeros del grupo carismático y cuando me puse a escuchar, entonces empecé a llorar de alegría.
Os cuento esto porque nunca había llorado por alegría aunque ganase mi equipo de fútbol el Real Madrid la ansiada décima de la champions.
Otro de los cambios es que tengo ganas de ir a Misa todos los días y ganas de adorarle más veces. Si no hubiese hecho el milagro que os he contado anteriormente no me hubiese emocionado nunca y tener las ganas de ir a Misa todos los días para recibirle, sino que iría como un cristiano normal (ir a Misa los domingos y días festivos).
¿A qué sabe el Espíritu Santo? Compruébalo tú mismo porque es inexplicable las sensaciones de alegría y las ansias de ir cada vez más cerca del Rey de reyes.
Ah y también otro de los cambios es que vivo la Biblia con más alegría y no como antes. También que anima más a rezar el rosario con entusiasmo.
Así que os animo a que vayáis a un grupo de oración carismática o/y un retiro, porque es algo que merece la pena asistir. Aviso que eso engancha y te olvidas de lo demás y sólo piensas en adorar y alabar a Dios.
Si hay alguien que no sabe si ir primero a un grupo o ir a un retiro, pues da igual el orden porque acabas enganchado y cambia tu vida para bien porque el Señor no resta, sino suma y siempre hace cosas buenas y no malas.
Este mensaje que os voy a contar, va dirigido a las personas que van a un grupo carismático y los familiares y amigos os preguntan ¿Qué hacéis ahí, qué cosas ocurren y qué se siente? Podéis contestarles “Id y lo veréis”.
Videos sobre los carismas explicado por el Padre Emiliano Tardif:
Aquí más videos de Emiliano Tardif.
¡¡Qué el Espíritu Santo se derramé sobre todos vosotros!!